Seleccionar página

Has reunido el valor para presentarte a una de esas carreras de las que todo el mundo habla, donde te lo pasas genial y acabas de barro hasta las cejas ¡bien! Has oído por ahí que conviene llevar ropa a la que no le tengas mucho cariño, así que te decides por un par de zapatillas viejas, que apenas tienen suela, unos calcetines (oscuros para que no se note la mugre), un pantalón corto que te pones en verano en casa, y la camiseta de la última vez que pintaste el salón…

No tiene porqué ser así, pero al acabar la carrera esa tan divertida puedes haber terminado con las espinillas y/o los codos machacados por caerte después de algún resbalón (“¡todo estaba embarrado, me caía hasta caminando!”), ampollas en los pies (“el dichoso calcetín mojado se me arrugó justo por donde pisaba”), y rozaduras varias en axilas, pezones o cualquier otra región anatómica susceptible por ir todo el rato con esa camiseta mojada (y pesada) bailando encima de tu piel.

Cada vez es más habitual encontrar gente que al segundo día de empezar a practicar algo ya tienen en su poder hasta el último (chorrada) gadget de esa disciplina deportiva y no se preocupan de disfrutar y conocer realmente lo que hacen antes de decidir si necesitan realmente alguna adquisición. A pesar de ello, en el caso de las carreras de obstáculos (OCR, Mud Runs, etc.) nos puede venir bien tener alguna idea de qué llevar (sin hacer grandes inversiones) para evitar molestias y concentrarnos únicamente en disfrutar.

Ropa

La regla de oro para estas carreras es “evitar el algodón”. Si llevas camiseta, leggins, o pantalones de este material, a la primera que te sumerjas en un charco o te mojes en cualquier obstáculo, pareceras un zombie de walking dead con la piel separándose de su cuerpo: el algodón absorbe toda el agua (y el barro que pueda transportar la misma también), con lo que se volverá más pesado e incómodo, aumentando además el riesgo de aparición de rozaduras.

Se suele recomendar llevar prendas de compresión, pero, al ser estas un poco más caras, yo simplemente diría que lleves prendas ligeras de material sintético, lo más ajustadas posible a tu anatomía. Al ser de material sintético eliminarán el exceso de líquido y se secarán con relativa rapidez, evitando un aumento de peso. Y si son ajustadas irán mejor para evitar que se nos enganche o desgarre la ropa al pasar por alambradas o cualquier otro tipo de obstáculo.

Manos

Aquí hay opiniones divididas respecto a la conveniencia de llevar o no guantes. Hay gente que dice que mejoran el agarre cuando tenemos que cargar peso, tirar de cuerdas y cosas por el estilo pero que nos pueden estorbar si tenemos que colgarnos de obstáculos mojados (monkey bars, etc). De hecho es común ver participantes que llevan los guantes enganchados en la cintura y se los ponen únicamente en pruebas concretas.

Desde mi experiencia personal, me siento algo más seguro con guantes que sin ellos. Eso sí, si finalmente los llevas (asegúrate de probarlos primero en los entrenamientos), es mejor que sean también de algún material sintético, para que evacuen el agua con rapidez.

Calzado

Puedes llevar cualquier zapatilla con la que estés comoda/o, evitando sobre todo que tengan la suela demasiado gastada. De hecho se recomienda llevar zapatillas de trail, que tengan una suela con buen relieve para evitar resbalar en la medida de lo posible.

No se te ocurra llevar nada parecido a botas con gore-tex, el objetivo de este tejido es no dejar entrar el agua en el calzado, pero una vez dentro (y entrará) el agua que se meta en el calzado no podrá salir, aumentando el peso y el riesgo de bolsas y rozaduras.

calzadoOCRTambién es verdad que ahora con el auge de este tipo de pruebas,  podemos encontrar modelos de zapatillas específicas para carreras de obstáculos, pero por ahora no queremos hablar de grandes inversiones. Si ya tienes unas buenas zapatillas puedes aprovechar, y como seguro que te preocupa si se podrán seguir aprovechando después de la carrera, aquí tienes un artículo en el te explican muy bien cómo limpiar correctamente unas zapatillas de deporte sin que pierdan sus propiedades (sí, esto es como las vitaminas).

Respecto a los calcetines, se aplica la misma regla que para el resto de la ropa: evita el algodón y busca tejidos sintéticos. Aquí lo importante es que tus pies evacuen rápido la humedad.

Otras consideraciones

Parece obvio, pero olvídate de llevar contigo las llaves del coche, de casa, colgantes, pulseras, etc. Seguramente no lleguen a la línea de meta. Incluso si optas por llevarlas el algún bolsillo cerrado, ten en cuenta que vas a estar reptando, trepando, cargando cosas, con lo que puede que esas llaves acaben estrujadas contra tu muslo, haciéndote daño en algún momento. Lo mejor es usar el servicio de consigna de la carrera para dejar todo lo que no sea necesario.

Acuérdate también de llevar una toalla vieja y ropa de recambio seca, así evitas tener que volver a casa muerto de frío y con barro (bueno barro quizá te lleves algo igualmente;). No viene mal dejar en el coche bolsas de sobra o algún recipiente (caja plástica, cubo tipo papelera) para que puedas meter toda la ropa mojada y embarrada que traigas de la carrera.

Ah! Y si tienes protector solar especial para deportes, nunca está de más en actividades al aire libre como estás.

Espero que con todas estas recomendaciones, disfrutes y puedas coleccionar muchos buenos recuerdos de las carreras de obstáculos. Para cualquier duda o experiencia que quieras compartir, puedes usar la sección de comentarios o ponerte en contacto conmigo a través del formulario.